FENÓMENO BARAK Y REDIMI2

Mi adolescencia estuvo muy ligada a la farándula cristiana. No me perdía un solo concierto. Para ese entonces, conocí dos personas que me han dejado una profunda enseñanza. El primero fue Willy González, mejor conocido como Redimi2. Un jovencito, recién convertido que empezó a sonar con el rap Buenas noticias. En un momento donde ser brujo y ser rapero era casi lo mismo para la mayoría de cristianos. Pero Redimi2 nos atrapó. Letras muy evangelisticas, poco parecido a los raperos seculares, pues se negó desde el principio a ser como la mayoría, tremendo predicador, carismático, prudente y de gran integridad. Peinó todo el país con su ministerio. Desde los Barrios, hasta los grandes escenarios. Hoy es uno de los raperos cristianos mas conocido de toda América y sigue creciendo. La penúltima vez que lo vi, fue en el concierto Urban Starz, me tocaba subir a ministrar y me lo encontré, de rodillas, como por 15 minutos orando. No en la plataforma, no en el publico, lo hizo detrás del escenario, donde casi ni luz había y nadie miraba. Eso me dijo, que aun falta mucho por ver de El. Porque Si Dios te bendice un poquito y sus bendiciones no te afectan, le estás diciendo a Dios que estás preparado para mucho.

El otro fenómeno es Barak es normal verlos hoy día de país en país. Pero conocí a Ángelo Frías López, cuando a petición de él entrevisté a dos chicas que les había producido sus álbumes. Supe que el estudiaba piano desde los 14 anos. Luego de producir para muchos, formó Barak, grabó dos producciones y por varios años no logró gran acogida. ¿Leyeron bien? Varios años. Después de muchos intentos, de que pocos lo invitaban, de invertir tiempo, dinero, escuchar consejos, se reinventa. Se une al grupo Robert Green, un líder de Adoracion que por años estuvo sirviendo en el anonimato y además de Janier Ponciano, uno de los hijos más nobles del Pastor Santiago Ponciano y Pum, explotó. Hoy vemos la gloria, pero ignoramos la historia. Creemos que Barak es lo que vemos desde hace 3 años, pero no imaginamos que hace 6 o 7 lo intentaban una y otra vez. Quizás tu estas ahí, en el intento, donde nadie te ve, nadie te invita, nadie te quiere. Ahí estuvieron ellos y otros…Tal vez, donde estuvieron ayer estás ahora, y donde están hoy, mañana pudieras estar. Todo depende de que no te rindas ¡Sigue luchando!