EL PROCESO DE LA FE

 

            La definición por excelencia de la palabra fe, es seleccionada del libro de los Hebreos, capitulo 11, verso 1: “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.  

 

            Eso es fe, tener certeza que algo que estás esperando viene. Tener certeza no es estar pensativo, o “quien sabe si viene”, no; Certeza es Firmeza, Seguridad que eso que se espera viene. Y convicción, es también seguridad de algo, “convicción de lo que no se ve”, es estar seguro que aunque no lo veo, lo tengo. Por eso el evangelio es cuestión
de fe, pues predicamos a un Cristo resucitado, aunque ninguno de lo que hoy vivimos, lo vimos resucitar, predicamos a un Dios todopoderoso, aunque nadie jamás
lo ha visto tal y como es. Pero tenemos convicción y certeza, tenemos fe.

 

            Un pastor guatemalteco, en su predica decía que todos los seres humanos tienen fe, aunque no tengan fe.  Usted tiene que creer que  no cree. Si usted cree que es imposible que se haga un milagro, pues tiene fe en que eso es imposible, ya es un creyente, cree que no se puede. Hay gente que tiene convicción y certeza de que algo no
se va lograr y están más que convencido, aunque no lo puedan ver. ¡Eso es fe! Lo único que es una fe negativa y neutra que no suma, solo resta. Tú decides:
Creer que se puede, o creer que no se puede. Tener fe que si, o tener fe que no.

 

Yo creo que el problema está que la mayor parte de lo que profesamos tener fe, lo hacemos de manera teórica, de la boca hacia fuera, lo hacemos para
convencernos a nosotros mismos de que la tenemos, y no siempre es una fe práctica. La fe no es teoría, la fe se demuestra en la práctica. A Abraham se le llamó “El Padre de la Fe”, no porque el dijera: “Señor, soy un hombre de fe”, o predicase mucho de la fe, ¡no!. Abraham, sal de tu tierra y anda hacia una tierra que yo
te daré, ok Señor, como digas. Y lo dejó todo. Es como que Dios me diga hoy en día, Riqui Gell deja tu trabajo y vete a tu casa y te daré un mejor trabajo. Si,
señor, estoy de acuerdo, pero dame el mejor trabajo primero y renuncio al mío después. Eso no es fe, es lógica, es natural, es lo normal, pero en Dios ni
abunda la lógica, ni lo natural, ni lo normal. ¡Si no la fe, lo sobrenatural y y lo anormal!. En otra ocasión Dios le dice a Abraham que le dará un hijo, el tenia 90 años y su esposa diez menos, ya ellos no tenían posibilidades, creo que cuando Abraham veía su esposa en vez de tener deseos, tenía nostalgia. Eran dos ancianos ya, pero Abraham tuvo fe, la biblia como se escribió para todo el mundo, tanto niños como adulto, omite los detalles de lo que hizo Abraham para demostrar que tenia fe en que Dios le daría su hijo, el caso fue que aunque se omiten los detalles, se da algo muy seguro: Sara quedó embarazada…eso es fe puesta en practica.

 

            La fe se prueba, se demuestra con los problemas y nuestras actitudes, se demuestra en el proceso. La fe no es de labios, la fe es una vida de testimonio, donde la realidad supere la ficción. Donde lo sucedido supere lo predicado. La fe no está en la predicación, esta en la acción. Los procesos buscan hacer que nuestra fe se fortalezca, que se incremente, y confiemos mas en Dios.  

            Conocí una mujer que le decía a su esposo Pastor, y todo el tiempo ella lo llamaba por ese titulo, pero el hombre era un alcohólico empedernido. Cuando se le pregunto el porque  le llamaba así, ella respondió: La biblia enseña que hay que llamar las cosas que no son, como si fuesen. Tengo fe que el algún día dejara el alcohol, vendrá a Cristo y será pastor. Algunos años después, fue igual que como ella lo declaro.

            Pero insisto, no puede ser una fe teorica, debemos recordanos que tenemos fe aun cuando la estemos perdiendo. La fe se ejercita, se pone en practica, crece pero tambien mengua. Debemos de ejercitarla, procurar que crezca y ¿Cómo hacemos que se fortalezca? Cuando en las  situaciones difíciles confiamos que Dios obrará en bien. No por que lo decimos, sino por que actuamos que es asi. Asi que lo reitero, no es teoria solamente sino practica. Cuando no me puedo explicar como quiero, me gustan las
anécdotas, aquí una sobre la fe:  

En un pueblito de zona rural en los años 50, se produjo una larga sequía que amenazaba con dejar en la ruina a todos sus habitantes, debido a que subsistían con el fruto del trabajo del campo. A pesar de que la mayoría de sus habitantes eran creyentes, ante la situación límite, marcharon a ver al Pastor local y le dijeron:

 

– “Si Dios es tan poderoso, pidámosle que envíe la lluvia necesaria para revertir esta angustiante situación.” – “Está bien, le pediremos al Señor, pero
deberá haber una condición indispensable.” – “¡Díganos cuál es!”, respondieron todos. – “Hay que pedírselo con fe, con mucha fe, contestó el Ministro.”- “¡Así lo haremos, y también vendremos a la iglesia todos los días!”  

Los campesinos comenzaron a ir a la iglesia todos los días, pero las semanas transcurrían y la esperada lluvia no se hacía presente. Un día, fueron todos a enfrentar al reverendo y reclamarle: – “Usted nos dijo que si le pedíamos con fe a Dios que enviará las lluvias, Él iba a acceder a nuestras peticiones. Pero ya van varias semanas
y no obtenemos respuesta alguna.”  

– “¿Han ustedes pedido con fe verdadera?”, les preguntó el pastor. – “¡Sí, por supuesto!”, respondieron al unísono. – “Entonces, si dicen haber
pedido con Fe Verdadera… ¿por qué durante todos estos días ni uno solo de ustedes ha traído el paraguas?”

 

” Mateo 21:22″Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.”

 

Extracto de mi libro:  EL DIOS DE LOS PROCESOS, RIQUI GELL