SUFRIENDO CON LA SOLEDAD

RIQUI GELL

 

            Gran parte de los problemas que me confiesan en los jóvenes, en búsqueda de conserjería es el hecho de sufrir con la soledad. Aquellos que por algún motivo no tienen pareja, pero que cuando transitan por la calle y ven dos agarrado de las manos, se le queda esa imagen en la cabeza y las llevan consigo tarde en la noche. La mezcla de la soledad con la noche da como resultado sentimientos fuertes.

            Siempre he considerado que la Soledad no es un Estado, sino un sentimiento. He pasado por etapas, en que me estoy acompañado y me siento muy solo y también cuando estoy solo y me siento muy bien así. Por lo que la soledad no es un problema de Estado, sino de sentimientos.

            Si estas luchando con la soledad, te daré algunos consejos:

  1. Ocupa tu mente: “Mente vacía, instrumento del Enemigo”, no se de quien es esa frase, ojala y la haya inventado yo. Cuando tienes tu mente desocupada, tienes mucho tiempo de pensar en tus sentimientos y pensar en los sentimientos no siempre es bueno. Si tienes muchas cosas que hacer, tareas pendientes, estudios, compromisos, tu mente se mantiene trabajando y cuando ya has terminado tus compromisos, estará bastante cansado como para estar despierto.

 

  1. Busca mas de Dios. La necesidad de una pareja a nuestro lado le llega a todos los seres humanos, pero aquellos que están vacíos espiritualmente sienten la necesidad mas aguda. El que esta lleno de Dios se siente mas pleno, mas completo y aunque también necesita su pareja, no es una necesidad depresiva. Busca cada vez mas de Dios y sentirá mejor su compañía.

 

  1. No te aísle.  Lo peor que le puede pasar a una persona que se siente sola es aislarse, acostarse, encerrarte. Es el mejor momento de salir, compartir, hablar, hacer amigos, ir a los sitios. Si eres cristiano, y te sientes solo, ese es el mejor momento de ir a la iglesia temprano y compartir, cantar, brincar con gozo, aun sea difícil, es la mejor forma de salir de ese sentimiento o luchar con el. Pero si te aísla, estas dejando que el te gane

 

  1. Evita música o película tristes: busca el humor, música alegre, programas de tv, películas, predicas que te estimulen. Artículos que te ayuden, refúgiate en el humor y saca lo mejor de tu personalidad. Cuando escuchamos música que amarga, música triste, tu soledad se agudiza mas. Busca gozo y gente de gozo a tu alrededor.

 

Todos pasamos por situaciones en la que nos sentimos solo, pero mas cerca de Dios y con nuestra mente bien ocupada, la soledad no sera un problema, sino una ventaja, pues nos encontraremos a nosotros mismos, tendremos tiempo para hacer cosas que talvez acompañado no podemos y estaremos preparándonos para encontrar alguien dispuesto a estar junto no a un depresivo, sino a una persona alegre y desafiante.